domingo, 24 de octubre de 2010

Valverde de la Vera. Paisaje

El otoño aún no ha teñido las copas de los robles. La extraordinaria sierra les respalda.
"...El problema del bosque es exceso de vida.
Ya no hay donde poner nada.
Hay pequeñas libélulas azules
que hacen de ciertas flores una lágrima.
...Y hay olores que son
gusanos transparentes con sonido.
(Carlos Pellicer)

1 comentario:

Dejemonos sorprender dijo...

Hermosa el paisaje que nos trajiste hoy, me gusto..