domingo, 23 de octubre de 2011

Cuacos de Yuste. Arquitectura popular.



“…La casa verata suele presentar tres o cuatro niveles en altura para aprovechar el suelo y para aislarse del terreno húmedo. La planta baja está construida con muros de mampostería de un espesor entre 40 cm y un metro. Dentro, y en la entrada, se desarrolla un amplio zaguán, Éste, suele pavimentarse con grandes losas de piedra o, incluso, con ruedas de molino. Del zaguán se pasa a un nivel, siempre algo inferior, donde están las cuadras, las zahurdas o el gallinero; así como a la bodega y a una escalera que conduce a la entreplanta.” 
(Juan Carlos Rubio Masa)

Pero quizá, lo que mejor define la arquitectura verata es su carácter orgánico, que ya observó Unamuno : «Las casas, de trabazón de madera, con sus aleros voladizos, sus salientes y entrantes, las líneas y contornos que a cada paso rompen el perfil de la calleja. dan la sensación de algo orgánico y no mecánico, de algo que se ha hecho por sí, no que lo haya hecho el hombre