domingo, 9 de abril de 2017

CEREZOS EN FLOR / Poema de Ioana Gruia

Cada vez que quisieran domesticarte,
que sientas que un ahogo te está ciñendo el cuerpo,
que intenten congelarte la risa entre los labios,
invéntate el caballo, con alas y al galope,
abre la puerta y huye lo más lejos que puedas.
No vuelvas la mirada. No busques la venganza,
pero nunca renuncies al aire conquistado.
Suelta la cabellera, las serpientes no existen.
Pues la Medusa es bella y ríe a carcajadas.
 (“La Méduse est belle et elle rit” Hélène Cixous)
IOANA GRUIA (Bucarest, 1978)




No hay comentarios: