lunes, 21 de enero de 2013




El ombligo de Venus . (Umbilicus rupestris)
Planta fanerógama. Perteneciente a la familia Crassulaceae, del género: Umbilicus
Es una planta suculenta o crasa. Es perenne.

Posee una roseta de hojas redondeadas semejantes a un ombligo, de largo pecíolos unidas a la cara inferior de las hojas. Cabillo robusto, erecto, con hojas progresivamente más pequeñas, arriñonadas. "Produce las hojas redondas y cóncavas, de en medio de las cuales sale un tallico muy corto, en el cual se ve la simiente (Dioscórides)."
Del centro de la planta nace una espiga floral delgada con numerosas flores colgantes amarillo verdosas o rosáceas, pentámeras, que se reúnen en inflorescencias racemosas, de aspecto tubular. Florece de abril a mayo.
El fruto es un polifolículo.*
Vive en muros, fisuras de peñas y rocas, paredes y siempre en lugares sombríos. Prefiere los terrenos sin cal y mucha humedad atmosférica. En los lugares secos, al llegar los primeros calores la planta se seca, pero su cepa se mantiene viva, y acomienzos del invierno, con la llegada de las lluvias y humedades vuelve a brotar de nuevo.
Las sales minerales que contiene esta planta le confieren propiedades:
* Vulnerarias y cicatrizantes, muy útiles para sanar heridas y llagas rebeldes y difíciles de curar 

*Ayuda a combatir la retención de líquidos "A un litro de vino blanco (de buena calidad) le añadiremos 100 gr de hojas y raíces frescas de la planta, todo ello bien limpio y desmenuzado, y además 100 gr. de azúcar. Todo ello en un recipiente que tenga la suficiente capacidad, y se dejará macerar una semana. Después se filtra y se guarda en una botella limpia y ya lo podemos tomar a razón de tres copitas diarias (de 50 cl), una en ayunas, otra al mediodía antes de comer y la otra antes de la cena. Esta receta es muy efectiva sobre todo el la hidropesía abdominal "



2 comentarios:

Jesús Giraldo Gutiérrez del Olmo dijo...

Buenas Isabel. Unas fotos estupendas y spbre todo muy bien documentada la entrada. Doy Fe de los que dices del poder cicratizante de la planta, pues la he utilizado en más de una ocasión. Perfecta la entrada. Un beso fuerte

Lourdes dijo...

En invierno, me gusta contemplar esta planta que embellece los muros de piedras. Me parece mentira que pueda crecer tan fuerte entre las piedras, y cómo puede salir tan carnosa entre ellas.
De ella me gusta hasta su nombre, le daría un buen abrazo al que la bautizó con tan acertada puntería.
Gracias por regalarnos tan bonitas fotos, y hacerla un hueco en tu blog. Gracias Isa. Mañana en Pilates de los besos que te dé uno será por estas fotos. Besazos y hasta mañana.